No creo en las listas, pero aún así éstas son las 5 cosas que necesito recordar cada cierto tiempo

No creo en las listas.  Pero cada vez nos encontramos con más artículos tipo resumen sobre temas variopintos. En un mundo en el que cada vez le dedicamos menos tiempo a estudiar cualquier asunto, donde nuestra atención solamente le dedica unos breves instantes a cualquier tema o noticia, nos vemos rodeados por artículos de autoayuda que te simplifican la vida con títulos del estilo “Las 10 cosas que no puedes perder si vas a …” o “5 trucos que harán tu vida más …”. Y lo que hacemos es buscar el mismo fenómeno de comida rápida pero con la información que necesitamos, buscamos como mejorar nuestra vida con recetas repetitivas, sencillas y válidas para todo el mundo. E igual que en el McDonalds no va a haber nada incorrecto en lo que te sirven o te dicen, y la experiencia va a ser satisfactoria y repetitiva. Pero no vamos a encontrar un plato maravilloso, algo que de verdad nos haga pensar y cambiar, la receta fundamental que cambie de verdad como pensamos, lo que sabemos o como nos comportamos. Son comida para todos. Y no todos somos iguales, ni todos tenemos las mismas necesidades, ideas, búsquedas.

Captura de pantalla 2015-08-04 a las 10.58.30

Y aunque te pueda ser útil las 5 atracciones que no puedes perder si visitas París, seguro que no vas a mejorar tus hábitos alimenticios con las 6 ensaladas para el verano, y mucho menos conseguirás avanzar profesionalmente con las 10 claves para encontrar el trabajo de tus sueños. Si de verdad es importante, hay que dedicarle tiempo a leer, a meditar, a consultar con expertos, es decir a realmente avanzar en el tema y no quedarnos en los tópicos que suelen reflejarse en este tipo de listas.

Después de explicar el porque no creo en las listas, ahora es el momento de decir que este artículo va precisamente sobre eso, las cinco cosas que para mi son importantes recordar cada poco tiempo, porque me ayudan a mejorar, a no olvidar cosas básicas que quiero aplicar en mi forma de vivir. ¿Por qué la estoy escribiendo? Porque precisamente escribir sobre algo te ayuda a pensar sobre ello, te fuerza a reflexionar y  a ordenar tus ideas. Además, es mi lista, sin ninguna pretensión de que pueda servirle a alguien ni que sea útil más que como mis ideas. Ya sé que son, la mayoría, ideas muy manidas, pero ahí va …

1) Intenta salir de vez en cuando de tu zona de confort

Somos animales de costumbres, nos es muy sencillo ir cayendo poco a poco en las mismas actividades, lecturas, salidas, y vivir en un ciclo constante, y sobre todo sencillo y sin sobresaltos. Que lleve dos años y medio sin escribir en mi blog, es un ejemplo de esta tendencia, comenzar un nuevo trabajo y es fácil tener la excusa de falta de tiempo para escribir, buscar nuevos temas, y dedicarle tiempo a una acción creativa que te aleja de la rutina. Otra razón por la que estoy escribiendo este post es que su realización me implica salir de mi zona de comfort, hacer algo diferente, y encima exponer mis ideas a un público, lo cual tampoco es algo sencillo. Debemos de buscar la aventura, pensar como niños que siempre están investigando cosas nuevas, cuando no tienen los miedos ni ideas preconcebidas, y hay un mundo por explorar ahí afuera. Y esa búsqueda es la que nos hace evolucionar y crear cosas nuevas:

*“No tendremos mejores condiciones en el futuro si estamos satisfechos con todo aquello que tenemos en la actualidad.” –Thomas Alva Edison. *

Otra lección que también aprendes si buscas nuevas experiencias que son ajenas a tu rutina es que al final, cuando lo haces, la vivencia siempre es buena y enriquecedora, independientemente de que el resultado final sea exactamente el esperado o no.

2) Tus opiniones o creencias no siempre son las buenas y ciertas

Es una de las lacras de hoy, no dudamos de que estamos en lo cierto, y eso nos llega a que nuestras posturas se vuelvan cada vez más radicales. Lo explica de manera perfecta Descartes:

*“Para investigar la verdad es preciso dudar, en cuanto sea posible, de todas las cosas, una vez en la vida“. *

Nada puede o debe escapar de esa duda, y además nos debería de hacer más humildes. Y para dudar lo más importante es no dejarnos caer en los estereotipos que cada vez más llenan nuestra vida. Los estereotipos nos ayudan a no pensar, a aceptar un pensamiento mayoritario, y además nos facilitan ser partícipe de un grupo mayor, ese efecto de manada que nos es tan reconfortante. Al aceptar que la otra parte puede tener razón, e intentar comprender sus razones, haremos un ejercicio que seguro nos enriquecerá, y buscar puntos de acuerdo será siempre más simple. La verdad es que el ejemplo de nuestros políticos actuales no nos ayuda, como lo explica un personaje de la novela de Francisco González Ledesma, Una novela de Barrio: “Si hablo con usted, Mabel, es porque estoy lleno de incertidumbres. En eso me diferencio de mis compañeros, que están seguros de todo. Y ya no le digo lo que me diferencia de los políticos“.

thumb_IMG_5143_1024

3) Todos los días hay oportunidades para hacer algo bueno

Cuando hablamos de acciones bondadosas, generalmente pensamos en grande, como mejorar la vida en el Tercer Mundo, o combatir el hambre en Africa; cosas que no son realizables por una sola personas ni de manera sencilla ni rápida. Sin embargo en nuestro día a día, podemos hacer cosas pequeñas que de verdad vayan marcando diferencias, y muchas cosas pequeñas acaban convirtiéndose en algo grande. Hay que buscar esas pequeñas oportunidades de “ser bueno”: ayudar a alguien a cargar las bolsas y maletas en el coche, dejar espacio cuando conduces para que otro coche se incorpore al carril, dedicarle cinco minutos a un compañero de trabajo para enseñarle la fórmula de la hoja cálculo, llamar a un familiar o amigo para preocuparte por como está. Abajo incluyo otro pequeño ejemplo, encuentras un nuevo iPhone perdido, y haces todo lo posible por encontrar a su dueño. Y al final de cada una de estas acciones, el sentimiento de hacer lo correcto será suficiente recompensa. Como dijo el fotógrafo David Lachapelle

Para mí el éxito consiste en ser una buena persona, en tratar a la gente bien“.

Captura de pantalla 2015-08-05 a las 13.38.23

4) Si quieres avanzar necesitas* ponerte metas*

Y no solo definir cuales son tus objetivos, sino también seguirlas y tomártelos en serio. No podemos quedarnos en la frase de a partir del lunes me pongo a dieta, hay que definir fechas, objetivos parciales y las acciones que vamos a tomar para conseguir el objetivo. Y no nos olvidemos de la otra parte importante, como motivarnos para conseguirlo. Si no tenemos una razón para hacerlo nos va a costar mucho más ponernos en marcha. En mi caso, un ejemplo personal está siendo mi camino en el mundo del “running”, una vez que, como cada vez a más gente, me ha picado el gusanillo de hacer kilómetros sin razón aparente. El pasar de no realizar casi ningún tipo de ejercicio a conseguir terminar un medio maratón, se ha basado en ir paso a paso, en saber que el esfuerzo tiene un fin, y en la recompensa final de sentirte capaz de hacer algo que unos meses antes considerabas imposible de realizar.
348771-running-wallpaper

Además, la recompensa se encuentra implícita, la mejora física, el sentimiento de felicidad al cruzar la meta, y claro el espíritu competitivo que también poseo. Cuando definamos una meta, es importante no rendirse, como explica Confucio:

Cuando es obvio que los objetivos no se pueden alcanzar, no cambies los objetivos, ajusta los pasos a seguir

5) Diviértete y haz que los demás se diviertan

Es una de las frase que más utilizo en mi vida profesional, tenemos que divertirnos con lo que hacemos, la sonrisa y la risa son esenciales en nuestra vida.

Michael-Jordan2

Vivimos en un momento de la Historia que nos permite conocer y hacer más cosas que nunca antes, y eso ha hecho que la calidad de vida y de trabajo nos deje disfrutar mucho más en nuestras vidas. Aprovechémoslo, veamos el lado alegre de las cosas, y sintámonos bien con todo lo que hacemos. Si nos divertimos en nuestro trabajo, el resultado final siempre será mejor. Y nunca subestimemos el valor de una sonrisa, tanto para nosotros ya que nuestra cara demuestra nuestra actitud, como para el resto del mundo. Pensemos por un momento en la diferencia cuando en un bar, supermercado o tienda nos atienden con una sonrisa en la cara y una actitud amable y de servicio. Hay que buscar la manera de que esa actitud no nos abandone por todos los problemas que generalmente nos rodean. Michael Jordan lo definía perfectamente en:

Simplemente juega. Diviértete. Disfruta del partido“.

Además, sin necesidad de estudios ni estadísticas, estoy convencido que un ambiente divertido es siempre más productivo, no solo en resultados, sino también en innovación, crecimiento y desarrollo profesional. Valoremos mucho más que nuestros equipos se diviertan.

Una vez terminada mi lista, seguro que algún consultor buscaría una palabra para definirla, algo así como modelo DDFGG (Dare, Doubt, Fun, Good, Goals) o algo parecido. Pero eso no es lo importante, sino que siempre hay cosas que debemos de recordarnos de manera constante y que nos hacen ser mejores.

Si has llegado leyendo hasta aquí ya te puedo dar otra razón adicional para hacer y leer listas de cosas a hacer. ¿A quién no le gusta ir al McDonalds o leer algo sencillo y entretenido de vez en cuando? Incluso a algún cocinero famoso. Eso sí, no abuses de la comida rápida y dedícale también tiempo a lecturas de mayor calidad.

Como bono adicional, aquí tenéis un video de Cory Richards, un fotógrafo de National Geographic, sobre como sale de su zona de confort, como se divierte con tu trabajo, y los increíbles resultados que consigue.